martes, 16 de enero de 2018

Por sexto año consecutivo Sector forestal en crisis por importaciones

Según proyecciones de la Cámara Forestal de Bolivia (CFB) al cierre de la pasada gestión se esperaba lograr al menos la producción de 1,5 millones de metros cúbicos, volumen inferior al registrado el año anterior.

El sector sigue sumergido en una crisis desde hace seis años. Las importaciones de productos maderables principalmente del Brasil, no habrían permitido la comercialización de la producción nacional en el mercado local por el diferencial de precios.

En un reporte de notiboliviarural.com, con sede en la capital cruceña y reproducido en el portal de la CBF el gerente de la entidad privada, Jorge Ávila, informó que la zafra maderera 2017 registró un avance 93% en el país, debido al clima y factores administrativos en otorgación de permisos para aprovechar la madera legalmente.

Aunque reconoció una cierta mejora respecto de otras campañas, admitió que el factor negativo fueron las importaciones de productos maderables que continúan perjudicando las ventas de la producción nacional, sostuvo el directivo.

BOSQUES

Ávila explicó que durante la zafra maderera 2016 se habían aprovechado 160.000 hectáreas de bosques en el país, pero dichas cifras han se han reducido el 2017, estimándose en 100.000 hectáreas.

En las zonas donde se registró reducción del área aprovechada de bosques fue en el norte de Pando y La Paz, además de la zona de Guarayos en Santa Cruz.

COMERCIALIZACIÓN

Avila señaló que la reducción de área aprovechada está vinculada a los problemas de comercialización de los productos maderables en el mercado nacional, principalmente por las importaciones de muebles del Brasil.

“El mercado nacional no ha demandado suficiente madera sólida, como para que la economía del sector pueda recuperarse, y más del 60% de los productos forestales consumidos en Bolivia son importados, principalmente del Brasil”, señaló. Puntualizó que dicha medida impidió al sector salir de una crisis que atraviesa desde hace seis años.

OFERTA

El gerente indicó también que las barracas del país están llenas de madera por falta de mercado nacional y tienen que venderla a menores precios.

La zafra maderera 2017 tenía un avance del 93% y se estimaba su conclusión a mediados del mes de diciembre pasado. Según proyecciones de la CFB, en la zafra del año pasado la meta era lograr 1,5 millón de metros3, cantidad inferior a lo producido el 2016 que fue 1,6 millones de metros3.

Para la Cámara Forestal, las políticas implementadas por el Gobierno en la reducción de importaciones de madera han dado resultados; pero no en la medida esperada porque la regulación de un permiso previo de 60 días para importación sólo toma en cuenta a muebles y no así en los tableros aglomerados y laminados.

COMERCIO EXTERIOR

El cuanto al comercio exterior, según datos de la Cámara Forestal, nuestro país sigue con números negativos, considerando que a septiembre pasado había exportado 36,708.279 millones de dólares e importado 37,111.494 millones de dólares en productos maderables, registrando un balance comercial negativo de 403.215 dólares.

jueves, 4 de enero de 2018

Senasag destruye 23,8 toneladas de productos



El Senasag destruyó más de 23,8 toneladas de productos decomisados en la frontera con Argentina, que eran internados al territorio boliviano sin el correspondiente registro sanitario.

El Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag), brazo operativo del Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras, informó que los productos eliminados fueron interceptados en los puestos de control de las localidades Cuartos, Tocloca y a través de operativos nocturnos en caminos alternos no autorizados.

En los operativos se decomisaron productos de origen vegetal 4.799 kilogramos (kg) (fruta fresca, deshidratada, semillas y plantines de flores); de origen animal 1.312 kg (carne de res, salchichas, mortadelas, quesos, alimento para perros y gatos); insumos preenvasados 17.732 kg (bebidas alcohólicas, leche, aceite, manteca, jugos). La cantidad total de productos decomisados y destruidos alcanza a 23,8 toneladas, señala el informe del Senasag.

El proceso de destrucción se desarrolló en el relleno sanitario del municipio de Villazón, en cumplimiento a la normativa vigente y en presencia del fiscal Javier Torrejón.

Los productos fueron destruidos de manera diferenciada; es decir, aquellos de origen vegetal fueron eliminados en una planta de compostaje, y de la misma forma la carne de vacuno en la zona de elementos infecciosos.

Alfredo Cayhuara, jefe distrital del Senasag Potosí, indicó que “los controles en los puestos fronterizos e intermedios se realizan de manera constante”.

miércoles, 3 de enero de 2018

Competitividad Organismo internacional evaluó al país Bolivia en puesto 121 de 137 países

La falta de progreso en América Latina se asocia con una productividad baja, una elevada informalidad, una insuficiente diversificación de exportaciones y poco crecimiento para generar empleo y financiar la creciente demanda de más y mejores bienes públicos señalaron expertos del Foro Económico Mundial (WEF por sus siglas en inglés) mencionados por EFE.

Bolivia no ingresó al Índice de Competitividad Global 2017-2018 compuesto por 137 países y difundido el pasado año por el Foro Económico Mundial, pero en el 2016-2017 ocupó el puesto 121, por encima sólo de los países africanos y Venezuela.

ECONOMISTA

Al respecto, Oscar Heredia, economista y docente emérito de la Carrera de Economía de la Universidad Mayor de San Andrés, (UMSA), dijo que, la informalidad, mayores importaciones, precios petroleros, baja productividad, la pérdida de dinamismo económico y la ausencia de proyectos de industrialización del gas natural, fueron algunas de las causas que explican la contracción económica y los magros resultados en materia de competitividad internacional que registra el país.

Según Heredia, uno de los problemas que mayormente afecta a la región es la informalidad de las actividades económicas.

Explicó que en Bolivia 70% de economía es informal. Dijo que sobre el restante 30% recae la presión tributaria, cargas sociales, inseguridad jurídica a la inversión privada y hasta hace poco persistían barreras paraarancelarias a las exportaciones, señaló el Heredia lo que -en su criterio- profundizó la alta informalidad y con ella la incipiente productividad.

SEGURIDAD JURÍDICA

El consultor privado en energía, Boris Gómez Úzqueda, señaló que la inseguridad jurídica en el país frena los emprendimientos y el capital privado foráneo a sectores estratégicos del país, como los hidrocarburos.

Heredia indicó que se debe garantizar seguridad jurídica a la inversión privada extranjera y nacional, en especial en los sectores agropecuaria, agroindustria y manufactura, sin olvidar del sector gasífero y minero, de esa manera se podría diversificar la oferta exportadora del país.

martes, 26 de diciembre de 2017

Cocaleros se movilizarán contra el paro de médicos



Alistan movilizaciones. Las federaciones de cocaleros del Chapare (Cochabamba) anuncian medidas contra el paro médico que hoy cumple 34 días, según informó hoy a radio Fides uno de sus dirigentes, Leonardo Loza.

"Los cocaleros nos movilizaremos contra el paro de los médicos, porque es sector que es soberbio en sus pedidos y no quiere entender los cambios realizados a la justicia por el presidente Evo Morales", dijo el representante.

Señaló que no permitirán ningún tipo de bloqueo de vías y en caso de darse intervendrán de manera inmediata. Hoy los galenos protagonizaron algunos bloqueos en las ciudades de La Paz y El Alto.

Loza solicitó a la ministra de Salud, Ariana Campero y al gobernador de Cochabamba, Iván Canales que “comience a despedir a todos los médicos que faltan a sus trabajos, porque nadie debe ganar sin trabajar ni tener un trabajo sin asistir”.

La dirigencia de los cocaleros analiza una convocatoria a un ampliado de emergencia de las seis federaciones del trópico de Cochabamba, para determinar las medidas contra el paro de los galenos.


domingo, 24 de diciembre de 2017

Cierre de empresas sigue creciendo; hasta noviembre se registraron 6.853 cancelaciones



Desde enero hasta noviembre de este año, un total de 6.853 empresas cesaron sus operaciones en el país, según las estadísticas del Registro de Comercio de Bolivia presentado por Fundempresa, lo que significa un aumento del 3% respecto a 2016. Solo en noviembre de este año se registraron 318 cancelaciones, 56 más que en el año anterior.

El departamento donde más se anotaron cierres es La Paz con 1.952 (28%), seguido de Santa Cruz y Cochabamba, con 1.640 y 1.602, respectivamente.

El 92% (6.300) de estas firmas son unipersonales, el 7% (501) sociedades de responsabilidad limitada y el resto sociedades anónimas (43), sucursales de sociedades constituidas en el extranjero (7), entidades financieras de vivienda (1) y sociedades en comandita simple (1).

Desde la perspectiva del economista Jhonny Andrés Burgos, la desaceleración económica hace que se produzca y se consuma menos y esto afecta a las empresas pequeñas, que son las que dependen del ingreso periódico o diario, por eso se da más el cierre de estas empresas y las unipersonales.

“Además de la desaceleración, la presión tributaria hace que las empresas opten por salir del plano legal para entrar al comercio informal”, asevera Burgos.

Bioeconomía poco aceptable en países de la región

La bioeconomía ha recibido poca atención en las políticas públicas de los países de la región, pese al aporte que podría hacer al logro de los objetivos de desarrollo sostenible, señala un nuevo estudio de la CEPAL.

“En América Latina hay un gran potencial para el desarrollo de la bioeconomía, como una alternativa para la diversificación productiva y la agregación de valor en el medio rural, especialmente en los sectores agrícola y agroindustrial”, señala el estudio publicado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) titulado Bioeconomía en América Latina y el Caribe. Contexto global y regional y perspectivas.

Pese a dicho potencial, el concepto ha recibido poca atención en las políticas públicas de los países de la región, apunta la CEPAL. “A la fecha no existen estrategias dedicadas de bioeconomía, como sí es el caso en otras regiones, sobre todo en Europa”, puntualiza el documento dividido en cinco secciones.

La primera sección examina las características de la bioeconomía, la segunda destaca la naturaleza integradora del concepto y su relación con la Agenda de Desarrollo 2030 para el Desarrollo Sostenible, la tercera evalúa su potencial y la institucionalidad en América Latina y el Caribe, la cuarta presenta información sobre la importancia económica de la bioeconomía (a partir del análisis de la composición de las exportaciones en 32 países de la región), y finalmente se identifican oportunidades y desafíos.

BIOECONOMÍA

De acuerdo con el texto, una bioeconomía es a) una economía basada en el consumo y la producción de bienes y servicios derivados del uso directo y la transformación sostenibles de recursos biológicos, incluyendo los desechos de biomasa generados en los procesos de trasformación, producción y consumo, b) aprovechando el conocimiento de los sistemas, principios y procesos y c) las tecnologías aplicables al conocimiento y transformación de los recursos biológicos y a la emulación de procesos y principios biológicos.

El documento cita tres ejemplos de recursos biológicos que pueden servir de base para el desarrollo de estrategias nacionales y regionales de bioeconomía: la biodiversidad (incluida la agrobiodiversidad), especialmente en países megadiversos y con ecosistemas únicos; la capacidad para producir biomasa para diversos usos, además de alimentos, y la disponibilidad de desechos agrícolas y agroindustriales.

Salida de exportaciones

Durante el primer semestre del 2017, la carga exportada registró una disminución del 13% (1,7 millones de toneladas menos) comparado con el mismo período del 2016; en contraparte el valor de las exportaciones creció un 7%.

El modo de transporte ductos tuvo una participación del 83% sobre el volumen total exportado; sin embargo, experimentó una caída del 12%; así también el modo carretero registró un decrecimiento del 21% respecto al primer semestre de la gestión pasada.

Entre enero y junio del 2017, Puerto Suárez - Corumbá fue la principal vía de salida para el flujo de exportación boliviana, con una participación del 47% del total del volumen exportado y un 19% en términos de valor, seguido de Yacuiba - Pocitos con 38% en volumen y 17% en valor.

El volumen exportado por la vía San Ignacio - San Vicente - San Matías tuvo un crecimiento del 350%, le siguió la vía La Quica - Villazón con un incremento del 123%. Por su parte, la salida de productos bolivianos por Boyuibe - Fortín Villazón bajó un 68% en términos de volumen comparado enero-junio del 2016. Datos del IBCE en base al INE.

Corumbá y Arica son los puntos de salid de mayor volumen de carga boliviana, así como de valor, pero no se queda atrás Antofagasta, que es una vía para los minerales bolivianos.